Desde la CEM consideraron positiva la anulación de la resolución de Rentas que pretendía unificar los regímenes de retenciones

El presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM) Alejandro Haene señaló que la puesta en vigencia de la resolución 44/2018 de Rentas –que fue dejada sin efecto por el gobernador Passalacqua- hubiera implicado un costo financiero y una considerable sobrecarga administrativa para las empresas. Indicó que la CEM había planteado su preocupación al gobernador electo Oscar Herrera Ahuad, quien recogió el reclamo y se mostró afín a anular la resolución antes de su entrada en vigencia, lo que ocurrirá en los próximos días cuando se publique en el Boletín Oficial el decreto que ya firmó Passalacqua.

Para el presidente de la confederación que nuclea a las principales cámaras de comercio de la provincia, la decisión adoptada ayer por el gobernador Hugo Passalacqua de dejar sin efecto la resolución 44/2018 de la Dirección de Rentas, es una medida muy positiva que va a favor de los planteos que en el mismo sentido venían formulando empresarios y profesionales de la provincia desde el año pasado. “Este tema lo hablamos con Herrera Ahuad. Él era partidario de la no aplicación porque venía a generar un trabajo extra en lo administrativo y un costo financiero para las empresas”, indicó Alejandro Haene.

El presidente de la CEM explicó que la resolución 44 emitida el año pasado por la DGR pretendía “agrupar la diversidad de regímenes de percepción y retención que tiene Rentas armando un padrón con contribuyentes inscriptos o no en el convenio multilateral en Misiones. Cada vez que un comprador de Misiones hiciera un cobro a un jugador extraterritorial tenía que consultar en un padrón, saber qué alícuota le correspondía cobrar y si ese proveedor no estaba inscripto en Misiones, cuál era la sobretasa que tenía que cobrar a la hora de retener o percibir el impuesto”.

Recordó que desde la CEM habían presentado una presentación, lo que provocó que la aplicación de la medida se difiriera a abril. “En el interregno hicimos nuestros aportes, fuimos con contadores de nuestra institución y les tratamos de explicar a los funcionarios de Rentas que recibieron con muy buen tino la mayoría de nuestros pedidos”, señaló.

Advirtió que la entrada en vigencia de este sistema hubiera significado no solamente una mayor carga administrativa para las empresas que actuaran como agentes de retención de Rentas, sino también un costo financiero porque en lugar de hacer un pago mensual por las retenciones o percepciones, como es habitual, las empresas debían hacer pagos quincenales.

“Más allá de que hoy la mayoría de los contribuyentes misioneros está pagando por anticipado, es decir antes de haber percibido la retención o la percepción por parte de sus proveedores o clientes, es decir que están sacando de sus disponibilidades, la instrumentación de este nueva sistema hubiera implicado agregar un problema más a la cantidad de obligaciones que tiene los contribuyentes. Pensemos que un contribuyente que tributa en Misiones, también lo hace en AFIP y en distintos municipios. Hay empresas que tributan en las 24 jurisdicciones”, dijo Haene.

Otro problema que planteaba la resolución 44 tiene que ver con la administración de los sistemas informáticos de los que se valen las Pymes. “Programas enlatados no chupaban la información de la base de datos de Rentas, lo que hubiera obligado a que coexistieran el sistema que las empresas tienen implementado con el sistema de Rentas”, lo que hubiera implicado actualizar dos sistemas paralelos.

El dirigente empresarial resaltó que la medida que dejó sin efecto la Provincia hubiera agregado un costo financiero a las empresas, “porque hay un adelanto financiero, todas las percepciones en lugar de pagarse una vez al mes como se hace habitualmente. Hoy lo que se hace es que todas las retenciones y percepciones correspondientes al mes vencido se pagan el 10 del mes siguiente, con el sistema que pretendía implementar Rentas, las retenciones y percepciones del 1 al 15 iban a pagarse el 20 y las del 16 al 31 se iban a pagar el 5 o el 6. Se producía un adelanto financiero”, remarcó.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario